Se encuestaron 198 personas en Rosario. Los resultados son similares a los de la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud.

En el marco del Día Mundial del Riñón, el pasado 10 de marzo CUDAIO llevó adelante un relevamiento de mediciones corporales, toma de presión arterial, hábitos y patologías relacionadas con enfermedad renal crónica en el espacio del Vacunatorio, ubicado en el Shopping Portal.

Los datos obtenidos están en línea con los de la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, realizada por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, y confirman algunas tendencias consolidadas de alimentación inadecuada y falta de ejercicio físico en gran parte de las personas.

La Dra. Cristina Carlino, coordinadora del área de Salud Renal de CUDAIO, detalló que “se encuestaron 198 personas al azar, desde adolescentes hasta edad avanzada, con un promedio de edad calculado en 42 años. Si bien nuestro relevamiento no tuvo las características formales que permitan elaborar estadísticas precisas, se encontraron tendencias preocupantes que ya han sido detectadas en la población argentina por especialistas”.

Entre las respuestas obtenidas, la Dra. Carlino remarcó que “las proporciones más negativas en los hábitos se evidencian en el 57% que confiesa no hacer actividad física y más del 70% que no come frutas ni verduras con frecuencia. Además, el 20% son fumadores y el 58% afirmó no tomar la cantidad diaria recomendada de líquido (más de ocho vasos) y la mayoría dio a entender que consume sal en exceso”.

Por otra parte, la jornada de abordaje a la población contó con mediciones de peso e índice de masa corporal. Al respecto, la especialista indicó que “un 57% de las personas tenía peso inadecuado, con el agravante de que la mayoría de ellas evidenció índices compatibles con obesidad. Uno de los cruces entre datos relevados muestra que en el grupo que dice consumir frutas y verduras 6 a 7 veces en la semana se encuentran las personas con menor peso”.

Acerca de patologías existentes, el 20% de los encuestados dijo saber que sufre de hipertensión arterial, el 8,6% sabía que padecía de diabetes y el 8% había recibido de un profesional de salud un diagnóstico de alguna enfermedad renal. En este último grupo en particular, la proporción de diabetes e hipertensión arterial duplicaba a la de aquellos que no tenían el diagnóstico de enfermedad renal, reforzando la necesidad de realizar rutinariamente controles de laboratorio que faciliten el diagnostico precoz.

El relevamiento se implementó como parte de las actividades del Día Mundial del Riñón, con diseño y dirección de CUDAIO, y fue efectuado por voluntarios de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR.