Esta semana tuvo lugar en el Hospital Cullen, de la capital provincial, un proceso de donación múltiple que permitió el acceso al trasplante a seis pacientes de la lista de espera.

Tal como indicó el Centro Único de Donación, Ablación e Implantes de Órganos y tejidos del Ministerio de Salud de Santa Fe (CUDAIO), se trató de la cuarta donación del año para el efector santafesino, y se suma a otras dos que hubo en abril en la provincia.

La Dra. Eugenia Chamorro, coordinadora de CUDAIO en el Cullen, detalló que “fue un proceso que demandó una coordinación muy cuidadosa, ya que a la cantidad de órganos y tejidos ablacionados, que implican mucha logística, se agregan las normativas estrictas para la prevención del covid. En este caso se logró ablacionar el corazón, el hígado y los riñones, además de ambas córneas. Los órganos fueron destinados e implantados a pacientes compatibles de la lista de espera, mientras que las córneas se enviaron a un banco de tejidos para su procesamiento y posterior asignación”.

La Dra. Chamorro también destacó que “el donante había manifestado en vida su voluntad de donar, y desde la familia expresaron que la cuestión de la donación había sido conversada en la casa y que, a pesar del profundo dolor por la pérdida repentina, les emocionaba que se pudiera concretar el acto de donar por parte de una persona que en vida había sido muy solidaria”.

La ley vigente establece que toda persona mayor de 18 años puede ser considerada donante a menos que haya dejado constancia de lo contrario. Pero al mismo tiempo sigue existiendo la posibilidad de manifestar afirmativamente la voluntad de ser donante, a través de actas oficiales de INCUCAI, en el Correo Argentino o por internet a través de la plataforma Mi Argentina.

El proceso del Cullen es el número 23 de órganos para la provincia en el año, a lo que se agregan 11 de tejidos. A nivel nacional se contabilizan 166 y 66, respectivamente.

Santa Fe continúa siendo la segunda jurisdicción del país en la materia.